lunes, 21 de abril de 2014

DIRIGENTE OPOSITOR VIVIÓ MOMENTOS DE TERROR AL QUEDAR SU HIJA PEQUEÑA ATRAPADA EN CONFRONTACIÓN DE GUARIMBEROS EN CHACAO

ESTE COMPATRIOTA DEBIÓ PASAR ESTOS MOMENTOS DE ANGUSTIA, PARA DARSE CUENTA QUE LOS FAMOSOS ESTUDIANTES, NO LO SON Y ADEMAS, QUE LAS GUARIMBAS SON CONTRA LOS CIUDADANOS.
albaciudad
Saverio Vivas, opositor al gobierno de Nicolás Maduro y dirigente local de Primero Justicia en Catia, narró a través de su cuenta en Twitter @saveriovivas el difícil episodio que vivió en Chacao este domingo cuando, tratando de llevar a su familia al Centro Sambil para ver una película, su hija y su cuñada quedaron en medio de la confrontación entre guarimberos opositores y efectivos policiales, sufriendo impactos de piedras y los gases de las lacrimógenas.  Escribió: “Lo que vi hoy fue vandalismo, irracionalidad, estupidez. ¿Como me voy a callar? ¿Qué tiene de heroico caerle a piedra a 4 policías (…)? ¿Qué tiene de heroico joderle la vida a los vecinos de Chacao?”. También se preguntó: “¿Seguiremos diciendo que los carajitos son héroes? ¿Que son estudiantes? ¡Dios! Allí no había estudiantes. Un estudiante no hace esas estupideces”.



Reproducimos su relato íntegro, indicando que, si bien no estamos de acuerdo con todo su contenido, aplaudimos que líderes opositores estén reconociendo que la violencia y las guarimbas no son el camino para solventar los problemas del país.

Brevemente quiero contarles mi vivencia de hoy… Mi único día de descanso. El día que dedico a mi hijita.

Desde hace bastante, mi hija me pidió que la llevara a ver la película “Capitán América 2″, y hoy finalmente pude. Como no sabia en que cine podría haber vacantes, me fui al Sambil con mi esposa… De Catia, a Chacao.

Al llegar a Chacao, los operadores de Metro decían que no podíamos bajar en esa estación… Sin embargo, la gente bajo, rápidamente. Todos apurados nos apresuramos para salir de la estación Chacao, y lo logramos antes que los operadores cerraran la estación.

Pasamos por la esquina que va vía al Sambil, y vimos a unos carajitos quemando un muñeco en mitad de la avenida. Eran unos 30 ó 40. La gente se detenía a ver, y yo solo seguí a cumplir el sueño de mi hija… Y el mío: Pasar un día con ella, luego de meses. Luego de lidiar para ver en que sala podía ver la película en 3D y español, decidí espera a mi hija y cuñada, que la llevaría con nosotros.

De pronto sonó mi teléfono, y era mi hija llorando (se oía a mi cuñada gritar en medio de explosiones)… Me asuste mucho.

A duras penas, logré entender que mi hija y cuñada estaban atrapadas entre los carajitos y la policía… Me llene de furia y miedo. Corrí. Mi esposa me indicaba que estaba cerca de un banco. Y nosotros no conocemos Chacao. Así que mientras mi esposa lloraba y corría, yo razonaba.

Al llegar a la esquina del Sambil que va al metro de Chacao, mi esposa lloraba por el gas lacrimógeno. Y allí había 4 policías de Chacao y un viejo camión ballena. Ante mí, una turba de unos 60 carajitos lanzando piedras, molotovs y hondazos.

Lleno de furia e impotencia de imaginar a mi hija herida, caminé entre tiros y piedras a buscarla. Yo llevaba el diablo en la sangre. Había fotógrafos de prensa grabando aquella insensata batalla. Y mi hija no estaba por ningún lado. Mas atrás, mi esposa discutía con los 4 policías, en medio de piedras que iban hacia ella. Una de ellas le golpeo la sien.

La ballena lanzaba chorros de agua, y yo caminaba super arrecho entre los carajitos, buscando a mi hija. Mi hija no estaba por ningún lado. Cruce la ridícula batalla para nada. Ella esta escondida del lado del que venía. No quise correr, porque tenía que estar alerta con las piedras, los chorros de agua, las molotov y la furia que me nublaba los ojos.

Volví a cruzar al lado de la policía. Y los policías me preguntaron si encontré a mi hijita… No respondí. La ballena avanzaba y retrocedía.

Resulto que mi hija y mi cuñada estaban escondidas en unas escaleras. No acostumbradas, estaban asfixiadas con los gases. Para cuando las encontré, los 4 policías de Chacao habían huido, y la turba rodeaba la vieja ballena… Se le montaron arriba y aplaudían. El conductor del camión ballena poco a poco dio marcha atrás y se retiró.

Y los héroes comenzaron a romper los anuncios y carteles.

Mi hija lo vio todo, mientras me abrazaba asustada. Me preguntó por qué rompían los carteles, y no respondí. ¿Qué podía decir? Mi hija quería irse y me rogó que no viéramos la película, pero insistí en llegar al Sambil. Pasamos y dejamos a los héroes rompiendo vainas. Luego de media hora, se les paso el susto a mi familia. Pero mi vergüenza aun esta presente. Yo no entiendo a estos héroes…

Yo no puedo apoyar estas cosas… Tenemos que reflexionar. ¿Adónde llevamos a nuestro país? ¿Es esto heroico? Sé que muchos ven en estos carajitos héroes… Pero lo que vi hoy fue vandalismo, irracionalidad, estupidez. ¿Como me voy a callar? ¿Qué tiene de heroico caerle a piedra a 4 policías pendejos? ¿Qué tiene de heroico joderle la vida a los vecinos de Chacao? Mi esposa con una herida en la cabeza, mi cuñada con una crisis de nervio, mi hija asustada. Y yo lleno de rabia. Pero para mi fue un rato. Para los vecinos de Chacao, esta vaina es todos los días… Pana, yo no vi a Maduro por allí, ni a Diosdado, nos jodían a los pendejos.

¿Y vamos a seguir fingiendo que esto no ocurre? ¿Seguiremos diciendo que los carajitos son héroes? ¿Que son estudiantes? ¡Dios! Allí no había estudiantes. Un estudiante no hace esas estupideces. ¿Como alguien osa ofender a los estudiantes de Venezuela, comparándolos? Nuestros estudiantes, ¡estudian! ¡Son lideres! Luchan por un país mejor. Los carajitos que hoy vi, no eran estudiantes…

Mi lucha no es la de estos individuos destructores. Mi lucha es la de los estudiantes. Nosotros no rompemos vainas. Mi lucha es por un país mejor… Mi protesta es efectiva, para que la gente sepa que quiero un país mejor, no para joder a Venezuela. Y el que me quiera tener arrechera por lo que denuncio hoy… Pues está en su derecho. Pero estamos obligados a reflexionar.

El que crea que con estas pendejadas vamos a tumbar al gobierno, no sabe qué clase de gobierno enfrenta. Me llena de rabia que exista gente tan básica para creer que jugando en Chacao a romper cosas, se esta tumbando al gobierno. El gobierno se orina de las risas ante estas estupideces. Y la gente inocente sufre por la insensatez de los héroes.

¿Tumbaran al gobierno los carajitos de hoy en el Sambil? Posiblemente al gobierno de Ramón Muchacho, a ningún otro. Si queremos vencer a este gobierno, tenemos que ver muy bien lo que ocurre a nuestro alrededor, y ser sabios. No podemos ser tan básicos.

Mi hija esta bien. Mi esposa se curo la herida. Y cuñada se calmo… Y fíjense como somos los venezolanos. Se divirtieron… Pero yo estoy muy mal. Triste por lo que vi… Y decepcionado… Y me perdonan por decir la verdad… Fin del tema…

No hay comentarios:

Publicar un comentario