domingo, 20 de abril de 2014

EN MÉRIDA COMERCIANTES SE DECLARAN VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA QUE AUPARON EN FEBRERO

EN SU DISCURSO PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO, NO SE REGISTRA UNA SOLA PALABRA DE DISCULPA; APOYARON EL GOLPE DE ESTADO.

NO TIENEN COJONES, SON COBARDES Y LES IMPORTA UN CARAJO LO QUE SUCEDA 
EN EL PAÍS. MAÑANA RECLAMARÁN AL GOBIERNO POR SUBSIDIOS, PARA SUS VICTIMAS. 

AVN
Las pérdidas millonarias y daños patrimoniales generados por focos violentos a centenares de pequeños, medianos y grandes comerciantes de la avenida Las Américas de la capital del estado Mérida, causaron un viraje en el discurso desestabilizador de la Cámara de Comercio e Industria en la entidad, situado al occidente del país.


La cúpula de la organización gremial fijo posición política, el pasado 25 de febrero de 2014, mediante un comunicado en el que se sumaban al desacato al orden Constitucional vigente, en apoyo a la "salida" que sectores de la ultraderecha promovieron para intentar deponer con acciones violentas y terroristas al gobierno de Nicolás Maduro, electo por la mayoría del pueblo.

Sin embargo, ha transcurrido mes y medio y grupos vandálicos azotan a la población y a los comerciantes con la tranca de las avenidas Las Américas y Los Próceres.

Ante la situación, Marcos Delgado, el presidente de la Cámara de Comercio en el estado, informó que las estimaciones preliminares dan cuenta de pérdidas millonarias de los comercios ubicados en el sector.

"En definitiva, llamar a la violencia es llamar a una guerra civil y ese no es el camino para ningún país", subraya el titular del gremio comercial, al ser consultado sobre los persistentes llamados a acciones de calle difundidos en redes sociales por voceros de la organización Voluntad Popular.

El descalabro económico que ahora experimentan los comerciantes de la avenida Las Américas, a causa del bloqueo de vías y el vandalismo que aún persiste en esa arteria vial, moderó el discurso de la cúpula gremial, instancia que ha advertido pérdidas muy superiores a los cinco millones de bolívares mensuales.

"Entre todos debemos recuperar la paz de la ciudad, las diferencias políticas y económicas se deben dirimir en otros escenarios, con otras actuaciones. Interrumpir el libre tránsito no nos parece un método de lucha conveniente porque afecta demasiado a los comerciantes. Los hechos violentos no conducen a nada, sólo a la anarquía y a la destrucción de bienes públicos y privados", resalta Delgado en entrevista con AVN.

El representante gremial del sector comercial destaca el caso de supermercados Garzón, expendio masivo de alimentos, cuya sede en la avenida Las Américas, que emplea a cerca de 500 personas, permanece cerrada desde el pasado 4 de abril a causa de permanentes asedios e intentos de saqueo, acumulando pérdidas mensuales estimadas en 4 millones de bolívares sólo con el pago de sueldos y salarios.

Entre el 17 de febrero y el 4 de abril, supermercados Garzón operó de manera parcial generando sólo el 10% de su facturación ordinaria a consecuencia del bloqueo de la avenida Las Américas por parte de grupos violentos. 

Según Delgado, el restablecimiento de la operatividad y la reparación de daños dejados en la infraestructura comercial por los intentos de saqueo puede tomar hasta 90 días.

A la presente fecha los grupos de choque han afectado más de 300 comerciantes y a miles de habitantes, a través de lo que la Cámara de Comercio describió en febrero pasado como "protestas pacíficas de los gloriosos estudiantes y la sociedad civil", según el comunicado.

En el área territorial estimada en 3 kilómetros cuadrados que encierran las avenidas Las Américas y Los Próceres, al menos once reductos violentos impiden el libre tránsito, cercenando el derecho al trabajo, a la salud, a la recreación, a la paz y a la educación de miles de merideños.

En los restantes 900 kilómetros de superficie del estado, el pueblo mantiene su ritmo normal de vida, pese a la escasez de insumos y congestión vehicular generada por el cierre de las dos importantes arterias por parte de los grupos violentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario