viernes, 24 de abril de 2015

LOS VERSOS DE TRILLO: PLUMA EN UNA MANO Y “CAZO” EN LA OTRA

OTRO LADRÓN DE LA PANDILLA DE RAJOY, LEAN SU PRONTUARIO Y APRENDAN COMO SE ROBA CON ELEGANCIA.
Sus principales y más graves delitos hay que buscarlos en la Literatura: al ex presidente del Congreso y embajador “a dedo”, Federico Trillo, le han vuelto a sorprender “con las manos en la masa”. No ha sido la primera vez ni será la última.
Contrató con fondos públicos a un historiador británico (Charles Powell) como asesor parlamentario al tiempo que hacía su tesis doctoral sobre Shakespeare (en la que copió 30 páginas del profesor Duncan Salkeld), cobraba de Prosegur después de que le concediese 7,1 millones de euros en contratos del Ministerio de Defensa, cobró también sobres de Bárcenas, minutas millonarias del propio Partido Popular por defender a los corruptos de su partido desde los tiempos de Naseiro, Sanchís y Bárcenas… Su carrera “delictiva” en sus más de 30 años de política activa, de escándalo en escándalo, ha sido tan amplia y dilatada que lo raro es que no lo hayan sorprendido antes “in fraganti” en otro nuevo “golpe”.

Le denunciaron por copiar su tesis sobre Shakespeare
Ahora lo han denunciado otra vez por utilizar su bufete “Estudio Jurídico Labor”, donde trabajan sus hijos Federico y María José, para cobrar 354.000 euros por “informes verbales” a la constructora Collosa, especializada en obra pública. ¿Tan cotizado es el verbo de Trillo? Dedicado en su escaño a quehaceres tan prosaicos como amasar dinero (factura 4,5 millones de euros/año como abogado y compró como sede por 2,8 millones una planta entera de 400 metros cuadrados en la madrileña calle Príncipe de Vergara), dedica sin embargo su tiempo libre a escribir ripios, versos y sonetos. Este ha sido su principal y más grave delito y en “Espía en el Congreso” mostramos las pruebas de sus principales atentados a la literatura:

No hay comentarios:

Publicar un comentario