lunes, 4 de mayo de 2015

SIRIA PAGA EL PRECIO DE SER ANTIIMPERIALISTA Y ANTISIONISTA

LOS VENEZOLANOS TAMBIÉN PAGAMOS EL PRECIO POR QUERER SER LIBRES Y SOBERANOS
La campaña mediática contra Siria tiene como propósito destruir y fragmentar a uno de los países más antiimperialista y antisionista del mundo, afirmó aquí el ministro de Información, Omran al-Zouabi.


En entrevista a Prensa Latina, Al-Zouabi explicó cómo más de mil 200 medios de prensa de Estados Unidos, algunos países occidentales, Israel y las monarquías del Golfo, mantienen una guerra mediática de desprestigio contra el Estado sirio.

"Todos pertenecen a la misma corriente, a la alianza del dinero y la fuerza", subrayó.

Según el funcionario, Siria se convirtió en un muro de resistencia frente al proyecto expansionista de Estados Unidos e Israel en la región, y cuando estos vieron el momento adecuado, intentaron destruir la unidad del pueblo sirio, en contubernio con otros países árabes.

"Muchos medios de comunicación están al servicio de ese proyecto, desde el principio de la guerra contra Siria hace cuatro años, y hay una gran campaña mediática que no se detiene", dijo.

Explicó cómo se trabaja arduamente por contrarrestar esta maniobra de desinformación, que incluye la circulación de rumores para crear caos y divisiones internas.

"Tratamos de elevar el nivel de conciencia de la población para enfrentar y desmentir los rumores -agregó-, porque la mayoría se difunden buscando romper la unidad del pueblo, incitando al sectarismo y las divisiones religiosas, y para destruir la moral de los soldados y oficiales del ejército".

Denunció además el bloqueo de las informaciones sirias hacia el exterior, a partir de sanciones que impiden transmitir señales de televisión local por los satélites Nilesalt y Arabsat, que cubren casi todos los países árabes y algunas zonas cercanas, así como a los satélites europeos.

Entre las variantes a las que se ha tenido que recurrir -explicó- está la producción de documentales, videos promocionales y otros materiales audiovisuales que se distribuyen a través de agencias de prensa y canales de televisión, además del empleo de las redes digitales.

"Tratamos de utilizar todos los medios y usamos las nuevas tecnologías de la comunicación social, como las redes sociales de Facebook y Twitter y otros sitios electrónicos como Youtube para difundir imágenes, videos y documentales", comentó.

Prensa Latina quiso conocer su opinión acerca de los recientes acontecimientos ocurridos en Yemen, después que una fuerza militar conjunta árabe, con Arabia Saudita a la cabeza, intervino en los asuntos internos de este país del sur de la península arábiga.

"Turquía, Arabia Saudita, Qatar y Estados Unidos desean y planean realizar esa intervención aquí, pero saben que Siria no es un juego y que la situación es diferente, porque hay resoluciones internacionales que reconocen la existencia de fuerzas terroristas dentro del país".

"Cualquier intervención militar contra el gobierno sirio -apuntó-, constituirá un apoyo directo al terrorismo".

Al-Zouabi explicó que por tales razones estos países tratan de promover una llamada "oposición moderada" en Siria, en su criterio un concepto desconocido en las ciencias políticas.

"No puede haber una oposición, en ningún lugar del mundo, que sea armada", acotó.

Recordó que hasta el momento, Arabia Saudita, pese a su alianza con otros países del área, no se atreve a hacer una operación terrestre en Yemen porque el costo sería muy alto, política y militarmente.

"La cosa no es tan simple para que intervengan en Siria -afirmó-, y las resultados de una agresión van a conducir a graves consecuencias en el Oriente Medio".

El ministro de Información se refirió además a los campamentos de entrenamiento de futuros rebeldes armados en territorio de Turquía, con el uso de instructores militares del ejército estadounidense.

"No hay secretos en ese plan -afirmó-, ellos no ocultan nada, lo anuncian todo y hemos indagado sobre ese tema, y las personas que se entrenarán en esos campos turcos, representarán una proporción muy baja respecto a los que diariamente entran aquí en son de guerra a través de la frontera".

"Hay miles de rebeldes que entraron a Siria a través de la frontera con Turquía, el promedio es de mil armados por mes, por lo tanto, estos que van a entrenarse ahora no van a cambiar el balance de la fuerza en el terreno", dijo.

Acerca de las venideras conversaciones en Ginebra, al-Zouabi dijo que era prematuro hablar de expectativas sobre esa conferencia.

"Siria respondió positivamente a las iniciativas del enviado especial del secretario general de la ONU, Staffan de Mitsura, que hablaba de la congelación de los combates en Alepo, pero ese plan ha sido congelado. Ahora serán simplemente consultas, no más", subrayó.

Recalcó además que la única salida a la crisis que vive Siria será política, y que el gobierno está abierto y acoge el diálogo con la oposición, preservando la soberanía nacional y la independencia.

"Rechazamos la injerencia extranjera en los asuntos internos del país, tratamos de salvar nuestra geografía natural, y los componentes de la sociedad siria" enfatizó el titular de Información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario