domingo, 7 de junio de 2015

PODER POPULAR HACE DE LAS TABLITAS EN PORTUGUESA UN BARRIO NUEVO PRODUCTIVO

El gobernador Wilmer Castro acompañando a la comunidad de "Las Tablitas".WILMAR CASTRO, LO DIJO EN SU PRIMERA CAMPAÑA ELECTORAL, NO VINIMOS A GOBERNAR, VINIMOS A TRANSFORMAR A PORTUGUESA.

AVN

La prominencia de ranchos de tabla y zinc originó hace más de una década en el estado Portuguesa, en los llanos venezolanos, el nombre de la comunidad Las Tablitas, donde en siete años la fuerza del poder popular liberó de ranchos a más de 450 familias y consolidó unidades agroproductivas que abarcan desde la cría y reproducción de peces hasta el cultivo de alimentos en espacios controlados.

La transformación de este sector, ubicado en Guanare, capital de Portuguesa, comenzó con la organización de la comunidad en 2008. El reto era concretar un proyecto de desarrollo periurbano lanzado por el Gobierno estadal para transformar las condiciones de vida en una de las zonas económicamente más deprimidas de la entidad.


En las Tablitas habitan más de 5.000 personas que, agrupadas en 850 familias, exhiben orgullosas las conquistas logradas en Revolución, como resultado de la participación de la comunidad en proyectos que trascienden la construcción de aceras, brocales y viviendas e incentivan el trabajo socioproductivo.

"El Gobierno puso insumos, dinero, asistencia técnica, y nosotros mano de obra, conciencia y organización popular", indicó la vocera del consejo comunal de esta zona, Doralys Ortiz, al referir la construcción de redes de aguas blancas y servidas, la electrificación, la sustitución de ranchos, la producción de hortalizas en invernaderos, el cultivo de cachamas en 17 lagunas y la producción de humus orgánico en una unidad de lombricultura.

Hacia la plena consolidación

La transformación integral de Las Tablitas ha sido financiada por la Gobernación de Portuguesa, el Consejo Federal de Gobierno (CFG) y más recientemente por la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, que destinó más de 45 millones de bolívares para acelerar la consolidación de los servicios y la erradicación de la pobreza en este sector, que forma parte del corredor Guanare.

Ortiz informó que con los recursos de la Gran Misión se construyeron 28.000 metros de aceras y brocales, 4.000 metros de acueducto, 2.500 metros de red eléctrica y un colector principal de 470 metros y 28 pulgadas que recoge todas las aguas residuales de la zona.

También se ejecutó un plan de embaulamiento de caños y se pavimentaron las 11 avenidas y calles transversales de la comunidad, con la aplicación de 7.250 toneladas de asfalto. "Nos quedan todavía 35 ranchos que este año vamos a sustituir por casas dignas", agregó.

La vocera comunal destacó que con el próximo desembolso de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor proyectan construir un paseo comunal, con puentes que conectarán los sectores 2 y 3 de Las Tablitas, permitirán el paso directo de vehículos y el acondicionamiento de un bulevar en el que se venderán a precios justos los alimentos que la misma comunidad produce en el Complejo Socioproductivo J.J. Montilla, justo al lado de la zona residencial.

Sueños de "los tabliteros"
El sueño de los habitantes de Las Tablitas era contar con infraestructura de servicios, en especial con una red de electrificación para "reemplazar alambres de púa de donde guindaban bombillos", comentó Nuris Ramos, quien vive en el sector desde hace más de ocho años.
Otro anhelo de "los tabliteros" –llamados así por la cantidad de ranchos que habían en la zona- era tener casas dignas para dejar atrás el miedo y la incertidumbre cada vez que llegaba el invierno: "Nos mojábamos más adentro del rancho que en la calle y en las noches nadie dormía, atajando goteras y tapando a los muchachos para que no se enfermaran", comentó.
Ramos dijo que con la instalación de postes de alumbrado público y la sustitución de ranchos "los sueños de los tabliteros se cumplieron" y la comunidad sintió el derecho de imaginar calles asfaltadas que la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor también hizo realidad.
"Esto se volvía puro barro con la lluvia y teníamos que sacar a los niños a caballito (cargados en la espalda) para que fueran a clases", recordó.
Modelo de organización popular
La transformación de Las Tablitas es la primera experiencia comunitaria de desarrollo periurbano en las principales ciudades de Portuguesa y, en palabras del gobernador Wilmar Castro Soteldo, es esta una comunidad modelo que reafirma que "el pueblo sí puede hacer realidad sus sueños, con organización, esfuerzo y mucha disciplina".
Para el mandatario portugueseño, sin la participación decidida de la comunidad organizada no hubiese sido posible el mejoramiento del hábitat en este sector: "Aceptaron el reto de transformar sus condiciones de vida y hoy son ejemplo para todas las organizaciones del poder popular", sostuvo.
Destacó que el aporte de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor fue vital para agilizar la consolidación urbanística de Las Tablitas y fortalecer la participación protagónica del pueblo organizado en la ejecución, seguimiento y control de proyectos formulados por la propia comunidad.
La activación de la Gran Misión permitió la incorporación de más de 140 vecinos a la construcción de obras definidas y priorizadas en asambleas de ciudadanos para dar solución a problemas comunes.
"Nuestra propia gente ejecutando las obras, luchando por el vivir bien, produciendo alimentos y trabajando con conciencia por el bienestar colectivo es el mayor logro de la Revolución y de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor", concluyó Doralys Ortiz, vocera del consejo comunal Las Tablitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario