martes, 15 de abril de 2014

HIJO DE LA CAPERUCITA DE CHACAO FUE APUÑALADO POR GUARIMBEROS AL INTENTAR PASAR POR UNA BARRICADA


HASTA CUANDO VAMOS A SOPORTAR TANTA IMPUNIDAD; ACASO EL ALCALDE DE CHACAO, TIENE UN DON DIVINO.
albaciudad
El hijo y la hija de Marlene Venegas, mejor conocida como “la Caperucita de Chacao”, fueron agredidos despiadadamente por unos 50 manifestantes altamente agresivos cuando intentaron colocar en su lugar una alcantarilla que estaba siendo usada como barricada en la calle Páez de Chacao. “El joven Leonel Venegas recibió una puñalada en el pecho y se encuentra grave en el Hospital Militar”, indicó el diputado Diosdado Cabello.  Merly Venegas, hija de La Caperucita, fue fuertemente golpeada e intentaron meterla en una alcantarilla; ella relató cómo ocurrieron los hechos. La Caperucita pidió a sus vecinos comprensión y conciencia, pues todos viven juntos y se conocen desde hace años. “Ya está estable Leonel”, informó el ministro y periodista Ernesto Villegas este martes en la mañana.







Desde las afueras del Hospital Militar y en horas de la madrugada de este martes, Merly Venegas explicó al canal estatal Venezolana de Televisión que este lunes estaban en la casa de su madre en Chacao, “en la calle Páez, a una cuadra de la plaza Bolívar” de ese municipio, “donde están los y que estudiantes que están protestando con las carpas. Mi hermano y yo intentamos pasar. Estaban todas las alcantarillas levantadas en la calle Páez cruce con calle Cecilio Acosta cuando, repentinamente, estaba todo un grupo de gente de los que estaban allí, y uno de los hombres me reconoce y dice: ‘zámpale, que es la hija de la Caperucita’. Yo me volteo, por temor de que estaba todo el grupo y era una turba grande, hablamos de unas 30 ó 40 personas, y en ese momento, cuando yo me volteo, la sorpresa es que se me vienen encima un grupo de 3 hombres y varias mujeres, once o nueve mujeres, algo así. Comenzaron a golpearme, me halaron por el cabello, me lanzaron al suelo, me daban puntapiés, y en eso intentaron meterme en las alcantarillas que estaban allí”.
Continuó Merly Venegas contando los hechos: “Mi hermano, por supuesto, vino en defensa mía, y en ese momento uno de esos tres hombres, alto, que sí lo reconozco perfectamente, sacó un cuchillo que tenía en un suéter de la manga. El hombre sacó un cuchillo y se abalanzó sobre mi hermano y lo penetró en el pulmón del lado derecho. No les importó nada. Estaba mi sobrinita de 12 años, yo les pedía… por favor, está la niña… y no les importó nada”, dijo a VTV con los ojos llorosos.

Añadió: “Mi hermano, con todo y la herida, forcejeó porque me tenían en el piso, pretendían lanzarme dentro de la alcantarilla, y bueno… el único delito era ser hijo de la Caperucita, vivir en Chacao, y ellos estaban a una cuadra de la casa de mi mamá, donde hemos vivido toda la vida, y no hay derecho”.  Relató que su hermano va a ser operado y estaba bastante delicado.


Mire este video en Youtube.
Leonel ya está estable

A las 7:29 de la mañana de este martes, el ministro y periodista Ernesto Villegas informó que “ya (está) estable Leonel Zavala, hijo de Caperucita, apuñaleado anoche por guarimberos enloquecidos en Chacao. Se recupera en el Hospital Militar. Él y su hermana, Merly Vanegas, cónsul venezolana en Canadá, fueron agredidos salvajemente por ‘pacíficos’ en Chacao, convertido en un enclave intolerante. Es la misma locura que lleva a algunos a denigrar de Nairobi Pinto porque apareció sana y salva, después de haberla utilizado como pretexto para sus campañas de odio. Insistamos tercamente en nuestro llamado a la racionalidad. Ese no es el camino”.

Por su parte, Marlene Venegas, conocida como “La Caperucita de Chacao” por disfrazarse como Caperucita y acompañar, con esa indumentaria, las marchas y concentraciones en apoyo al proceso revolucionario, relató que “los que estaban en Chacao son conocidos de nosotros, y una de las que estaba allí estudió con una hija mía. Allí no hay estudiantes, hay enmascarados que traen, que les están pagando, y ellos tenían que haber dicho ‘esta gente que no’, porque ellos conocen quién es quien y yo nunca me he metido con ellos, ni mis hijos. Al contrario, la hija de esa señora una vez necesitó una florecita para un acto y yo se la regalé, para eso somos vecinos”.

Pidió que tengan conciencia, que ella no quiere represalias contra ellos y que, por estar con la revolución no le hace daño a nadie. “Somos pacíficos y aguantamos todo. Estamos en Semana Santa y ni porque sea lunes santo no reaccionan. No me explico qué tiene esta gente en la cabeza”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario