domingo, 17 de mayo de 2015

AHÍ TIENEN SU “DEMOCRACIA”: VAN CUATRO CANDIDATOS ASESINADOS EN EL ACTUAL “PROCESO ELECTORAL”

EN MÉXICO LAS ELECCIONES NO ES UNA CONTIENDA POLÍTICA, ES LA CONFRONTACIÓN DE BANDAS CRIMINALES Y  GANARÁ QUIÉN LLEGUE VIVO A LAS ELECCIONES.
México, 15 de mayo 2015 (NOTIGODÍNEZ).- Suman ya cuatro candidatos asesinados en lo que va del actual “proceso” electoral. Y claro, en el estado fallido que es México, al final de la compra de votos, el desvío millonario de recursos (públicos y del narco), los plagios y asesinatos de candidatos, el régimen usurpador dirá que “fue una jornada ejemplar”.


La agencia Proceso lleva documentados cuatro candidatos ejecutados en lo que va de las campañas electoreras… y todavía faltan tres semanas, así que pareciera que el “triunfador” será el que llegue con vida y no el que viole más leyes electorales, como solía ser antes de que México alcanzara los actuales niveles de descomposición social.

El asesinato más reciente fue el del candidato priista a noveno regidor de Huimanguillo, Tabasco, Héctor López Cruz, quien fue ejecutado ayer por la noche a las puertas de su domicilio, en el poblado Mecatepec de ese municipio.

López Cruz fue abatido cuando llegaba a su casa después de hacer proselitismo en la colonia, alrededor de las 9 de la noche. Su hermano que lo acompañaba al momento del atentado, resultó herido de gravedad. Actualmente se encuentra internado en un nosocomio de la capital y se estado de salud se reporta como delicado.

Una hora antes, en Yurécuaro, Michoacán, el candidato del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) a la alcaldía de ese municipio, Enrique Hernández Saucedo, sufrió igual destino, siendo asesinado a balazos desde un auto en movimiento al concluir un mitin proselitista.

Los hechos, de acuerdo con Proceso, ocurrieron en un lugar conocido como Barrio del Rincón del Diablo, donde un grupo de aproximadamente siete sicarios detonó rifles de alto poder contra el también fundador de grupos de autodefensa, dejándolo sin vida en el lugar. Desde que el “virrey” Castillo fue designado “Comisionado para la Seguridad de Michoacán”, Hernández Saucedo denunció hostigamiento y amenazas de muerte en su contra.

En este atentado, otras tres personas resultaron lesionadas por impactos de bala.

El viernes anterior, el candidato de la criminal alianza PRI-PVEM a la alcaldía de Chilapa, Guerrero, Ulises Fabián Quiroz, también fue asesinado por sujetos desconocidos en ese municipio. El homicidio ocurrió a las 18:35 horas sobre una carretera de la zona, luego de que sicarios armados detuvieran el vehículo en que viajaba el candidato y, tras obligarlo a bajarse, lo ejecutaron a quemarropa.

Y el 2 de marzo pasado, la precandidata del PRD a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Guerrero, Aidé Nava González, fue plagiada por sujetos armados en Chilapa y posteriormente hallada muerta junto a un camino en Tecoanapa, rumbo a la comunidad de Oxtotitlán cercana a la capital del convulsionado estado de Guerrero.

La precandidata perredista había sido decapitada y junto a su cabeza fue dejado un narcomensaje en el que se leía: “Esto le va pasar a todos los putos políticos que no se quieran alinear y putos chaqueteros. Atte: Puro Rojo ZNS”.

Esto que parece sacado de las peores historias de terror en realidad está ocurriendo en México. ¿Por qué? La violencia, como otros vicios brutales de las sociedades, tiene su origen en la descomposición de valores propiciada a su vez por un entorno sin posibilidades de evolución y desarrollo económico, personal y social de los individuos. Incapaces de sobrevivir por otros medios, los sujetos marginados por la sociedad neoliberal racista y clasista se ven obligados a recurrir al canibalismo social. La violencia y sus productos –víctimas y victimarios– son síntomas del mismo cáncer: el nuevo orden neoliberal implantado con la globalización.

Mientras el pueblo siga manteniendo en el poder a los lacayos e impulsores de ese nuevo orden, la espiral de violencia irá en aumento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario