domingo, 24 de mayo de 2015

EL DRAMA INFANTIL OCULTO: CERCA DE 4 MIL NIÑOS SON OBLIGADOS A REALIZAR COMERCIO SEXUAL EN CHILE

OTRO ÉXITO DEL NEOLIBERALISMO LEGADO DE LA DICTADURA DE PINOCHET Y DE LOS EEUU.
Este lunes 18 de mayo se conmemora el Día Mundial Contra el Comercio Sexual Infantil. En Chile, la falta de educación, consumo de drogas o alcohol, son factores predominantes en niños y adolescentes que se ven afectados por esta vulneración.


La información entregada por el Observatorio de Explotación Sexual Comercial en Niñas, Niños y Adolescentes (ESCNNA), impulsado por Fundación San Carlos de Maipo y una red de instituciones colaboradoras, revela una serie de datos muy preocupantes acerca de la realidad chilena.

En Chile, se estima en cerca de 4.000 los menores afectados por la Explotación Sexual Comercial Infantil, aunque el organismo señala que la cifra es una proyección de un estudio de hace más de 10 años que “no ha sido actualizado y que probablemente no incorpora las magnitudes frente a nuevos fenómenos como las migraciones con fines de explotación sexual”, explica Marcelo Sánchez, gerente general de la Fundación San Carlos de Maipo.

Además el 47,2% de los niños/as afectados de explotación sexual no asiste a un establecimiento educacional, evidenciando graves consecuencias, no sólo en materia educativa, sino en la carencia de redes de apoyo y protección. Asimismo, el 8% de los menores presenta consumo problemático de alcohol y 22% de drogas.

Otro punto que preocupa según la organización , es que un porcentaje cercano al 99,1% de los niños/as y adolescentes atendidos en programas del SENAME no vienen de situación de calle, sino que “tienen un entorno familiar regular, lo que da cuenta que la ESCNNA no puede confundirse detrás de otras graves vulneraciones, aunque sea una puerta de entrada a ellas. En otras palabras, es un delito que afecta transversalmente toda la realidad socioeconómica”, señala Marcelo Sánchez, gerente general de la Fundación San Carlos de Maipo.

Mientras tanto en Chile existen otras iniciativas como la realizada por Fundación San Carlos de Maipo ha implementado el modelo “Comunidades que se cuidan”, que promueve el desarrollo positivo de la infancia, a través de la disminución de factores de riesgo.

A través de este sistema, se forman coaliciones comunitarias capaces de crear elementos protectores que permitan amortiguar los riesgos existentes y fortalezcan a la comunidad y a la familia como actores claves en la prevención de este tipo de conductas que exponen a niños y adolescentes.

“Lamentablemente este delito se sumerge en la falta de información actualizada y en el alto porcentaje de afectados que no denuncia. Debemos, como comunidad en su conjunto, visibilizar la situación sin normalizarla, actuar y acompañar a las víctimas, denunciar las redes que operan en nuestro entorno y sobre todo prevenir, generando factores de protección y apoyo”, enfatiza el gerente general de Fundación San Carlos de Maipo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario