viernes, 8 de enero de 2016

EEUU ESTUDIA ELIMINAR PROGRAMA DE VISAS PARA MÉDICOS CUBANOS

La Casa Blanca está considerando eliminar el programa de visas para médicos cubanos que abandonan las llamadas “misiones” de cooperación en terceros países.


“La normalización es un proceso largo y complejo”, dijo un funcionario de la administración del presidente Barack Obama en referencia al programa Cuban Medical Professional Parole (CMPP).

“Al mirar a la totalidad de nuestra relación en evolución, sentimos que el CMPP debía ser incluido entre los muchos elementos de la relación que debíamos considerar”, agregó la fuente, que pidió no ser identificada.

Anteriormente, la agencia Reuters había informado que la decisión sobre el programa se tomaría a principios de este año.

El CMPP fue creado por el Departamento de Estado en el 2006 para asistir a los profesionales médicos cubanos que abandonan las misiones organizadas por La Habana. Pero Cuba acusa a Estados Unidos de incitar las “deserciones” y su terminación es una de las demandas del gobierno cubano para mejorar las relaciones con Washington.

Este sería otro gesto de la Administración de Obama para propiciar un acercamiento con el gobierno de Castro. La Administración ha repetido que el Presidente quisiera sellar el cambio de política hacia la isla con un viaje, probablemente antes del verano.

La congresista por la Florida, Ileana Ros-Lehtinen, defendió el CMPP como un programa que “ha tenido éxito en permitir que los médicos cubanos encuentren en Estados Unidos protección de la abusiva tiranía comunista de los hermanos Castro”.

“Decir que el programa incita a los médicos cubanos a desertar es el equivalente a decir que la libertad, las oportunidades y la no obediencia incitan al pueblo a abandonar Cuba. El mismo Departamento de Estado ha considerado la exportación de los médicos como tráfico humano en sus reportes y es vergonzoso que la Administración está ahora buscando activamente facilitar ese tráfico humano patrocinado por el Estado al mejorar el ránking de Cuba en el informe sobre tráfico humano o al fallar en la protección de estos doctores”, comentó Ros-Lehtinen a el Nuevo Herald.

El representante Mario Díaz-Balart calificó también la posible eliminación del programa como una “vergueza” y añadió que “el régimen de Castro no envía doctores a lugares como Venezuela, Brasil y África por un sentido de la caridad”.

Según cifras obtenidas por Reuters, el Departamento de Estado había aprobado 7,117 solicitudes desde el 2006. Solo en el año fiscal 2015, unos 1,663 médicos habrían obtenido visas a través de este programa.

Julio César Alfonso, presidente de Solidaridad Sin Fronteras –organización que promueve la reinserción laboral de médicos cubanos en Estados Unidos–, expresó su preocupación sobre la revisión del CMPP.

“Me preocupa que se cancele el programa porque fue creado para ofrecer una salida legal y organizada a los cubanos profesionales de la salud que tratan de escapar de un régimen de esclavitud moderna en las llamadas misiones internacionalistas”, dijo Alfonso. “Si en Washington se decide eliminar el programa, estoy seguro de que el éxodo continuará porque el mal de fondo no es ese programa sino el sistema de esclavitud al que son sometidos los médicos de Cuba”.

El médico cubano José Angel Sánchez, de 29 años y quien en septiembre se estableció con su esposa en Nueva Jersey tras acogerse al CMPP, dijo que la desactivación del programa les cerrará una puerta a los médicos de la isla que aspiran a “un mejor futuro”.

“Sería una frustración enorme si lo eliminan”, dijo Sánchez, quien en abril del 2015 escapó a Colombia junto con su esposa, la odontóloga Mara Martínez, de una misión médica en Venezuela.

“Por medio de ese programa nosotros hemos podido encontrar la libertad, y los médicos que están en la isla y que esperan salir de misión ya no podrán acogerse a este amparo [el CMPP] También me preocupa mucho cuál será el futuro de quienes, por ejemplo, se encuentran en Venezuela y Colombia esperando acogerse al programa”, agregó.

Según cifras oficiales, Cuba tiene unos 25,000 médicos en misiones de colaboración en el extranjero que aportan miles de millones de dólares a la economía del país por concepto de “exportación de servicios”. Unos 30,000 profesionales de la salud trabajan en Venezuela gracias a a un convenio que le reporta a Cuba 100,000 barriles de petróleo diarios.

El Nuevo Herald había reportado el verano pasado de un estancamiento en el proceso de otorgamiento de visas que había mantenido varados a cientos de médicos y especialistas de la salud en Colombia, lo que había aumentado los temores entre los médicos cubanos y congresistas cubanoamericanos de que el programa fuera eliminado. Tras la intervención de varios congresistas que se interesaron en el caso, el proceso de otorgamiento de las visas se reanudó y en septiembre comenzaron a arribar a EEUU los primeros médicos de ese grupo.

También en el verano, el Nuevo Herald reportó sobre una paralización en las reválidas a médicos cubanos en EEUU.

Como respuesta a la negativa del gobierno estadounidense de modificar su política migratoria durante un diálogo oficial a inicios de diciembre, Cuba impuso nuevamente el llamado “permiso de salida” a los médicos especialistas en un intento de detener la emigración de los profesionales de la salud, que ganan en la isla el equivalente a $55 mensuales.

Sin mucho éxito, anteriormente el gobierno había prometido devolver los empleos en el sistema de salud a aquellos médicos que se hubieran acogido al programa de Estados Unidos pero que quisieran regresar a la isla.

El Departamento de Estado negó en esa ocasión que hubiera algún cambio previsto para el programa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario